¿Aprendizaje “robotativo”?

¿Es verdad que el futuro que nos espera va a estar dominado por robots y por la Inteligencia Artificial? Si tenemos en cuenta las numerosas informaciones que cada día aparecen nadie lo ponen en duda.

Tan solo hay que leer las noticias que a diario nos dibujan cómo va a ser el transporte, la sanidad, la economía, etc., cuando irrumpan definitivamente tecnologías como Internet de las cosas o la realidad virtual, entre otras.

Si las máquinas nos ganan al parchís, van a hacer nuestros trabajos y, además, aprenden solas… la pregunta es clara. ¿Cómo va a ser ese futuro para nosotros?

Y en concreto, hablando del mundo educativo, ¿qué panorama nos espera?

Entre las numerosas apuestas tecnológicas que lo merodean, hay una que de forma especial está realizando importantes esfuerzos por colocar su mensaje. Nos referimos a la relacionada con la implantación de la inteligencia artificial en cualquiera de sus aplicaciones (machine learning, Deep learning, aprendizaje adaptativo, data mining, learning analytics, etc.).

A continuación resumimos algunas de las últimas reflexiones al respecto que, por escandalosas y agónicas, merece la pena conocer:

-La teoría de la uberización de la educación. Indiscutiblemente la compañía Uber se ha convertido en un referente cuando se habla de transformación de industrias. Esta teoría, apuesta porque la inteligencia artificial, en sus distitnas aplicaciones, sustituirá a los profesores. Las empresas de tecnología centrarán su negocio en el seguimiento de las sesiones “artificiales” de tutoría a las que aplicarán con intensidad minería de datos. En este sentido, Duolingo sería el ejemplo que ilustra esta teoría.

Más información.

– La teoría de WALL-E. La película de Pixar nos relata un mundo en el que las máquinas gestionan el mundo de basura creado por el ser humano dentro de cien años. Los humanos no tienen que moverse para nada, todo se lo hacen los robots. El paralelismo en el mundo educativo, en un futuro no muy lejano y bastante apocalíptico, aprenderemos una clase de modalidad de piloto automático en el que ese aprendizaje no tendrá ningún sentido.

Más información.

– La teoría del futuro algorítmico. El sistema educativo es y va a seguir siendo rehén de las lógicas de mercado. Fruto de ellas son las escuelas están ahora en la tarea de “hacer más con menos”, que es a menudo la tecnología, y utilizarla para frenar “ineficiencias del sistema” y conseguir “escalar” este tipo de servicios.

Más información.

Una vez leídos estos planteamientos, nuestra valoración. Desde la experiencia que supone conocer esta tecnología en su estado actual y habiendo desarrollado experiencias de aprendizaje basadas en ella, sinceramente parece que la cosa, de momento, no es para tanto. Y sospechamos que el futuro estará salpicado de alguno de estos argumentos, pero se nos antoja complejo un cambio tan radical y un control tan intenso de los procesos de aprendizaje por parte de los robots educativos por los siguientes argumentos:

1.- Somos personas. Estamos conociendo el cerebro, esto es, cómo aprendemos. El factor humano es, ha sido y será inherente al aprendizaje.

2.- Estos sistemas “artificiales” están llenos de decisiones humanas. Desde decidir cómo se construye una experiencia digital de aprendizaje, hasta introducir en el sistema la lógica que les ayude a entender cómo se aprende.

3.- No se aprende solo lo que es programable. ¿Cómo aprendemos a emprender?¿Cómo aprendemos a sentir?¿Cómo aprendemos a discernir?¿Cómo aprendemos a ser conscientes de nuestro propio aprendizaje?

4.-Es complicado aislar el factor humano del aprendizaje. Cuando decimos humano hablamos de una dimensión tridimensional del mismo: relaciones entre docentes y alumnos, entre alumnos y alumnos, y entre docentes y docentes.

Sin duda una vez más la tecnología va a aportar numerosos elementos de valor al aprendizaje. Entre otros, quizá pueda llegar a decirnos cómo aprendemos. Pero los robots seguirán siendo eso, robots: máquina o ingenios electrónicos programables.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =